¡Mejor juntos! Parte 2

Reto 7. Dos de tus personajes se enamoran. Escribe un relato romántico lejos de los tópicos.

Si no has leído la versión del chico, te invito a darle clic aquí para que puedas hacerlo.

¡Mejor juntos! Primera parte.

Querido diario, hace mucho tiempo que no escribo nada sobre tus páginas, he estado tan ocupada con temas de mi trabajo y la universidad, que he dejado de lado contarte mi día a día, a raíz de grandes proyectos que se presentan en mi vida, como seña de un futuro muy prospero. He estado muy contenta, han pasado tantas cosas y en esta oportunidad no creo poder decirlo todo, por esa razón hoy solo te hablare de él.

He conocido un chico un tanto extraño, bastante coqueto y a la vez muy respetuoso, dice cosas muy chistosas y me hace reír mucho, ya no sé cuántas veces he reído de sus ocurrencias. Me ha contado historias y cuentos muy fantasiosos que me generan mucha risa. Al principio no parecía ser un chico interesante, pero ha logrado llegar a mí, me agrada hablarle y quiero conocerle. Aunque sabes muy bien lo risueña que soy y que no es difícil hacerme reír, él ha logrado cautivarme logrando que muchas de mis risas, sean una sonrisa instintiva generada cada “Hola” que me dedica a diario.

La cosa empezó de la manera más normal, fue solo él típico chico que te tira cuerda a través de las redes, un simple saludo basto para iniciar una conversación, siendo honesta no pensé que durara mucho, yo no tenía interés en conocer chicos, no con cinco años de relación con mi novio, lo ame tanto, aunque eso te lo he hecho saber bastante. La conversación fue un tanto rara, ya no recuerdo que cosas me dijo en ese entonces, solo se que con el tiempo no podía parar de reír. Me divertía con sus temas espontáneos, sus cambios de conversación imprevistos y por, sobre todo, él nunca olvidaba aquello que le confiaba.

Nos contamos muchas cosas de nuestras vidas, cosas que suelen decirse un par de extraños que acaban de conocerse, aunque con el tiempo, fuimos profundizando en algunas cosas. Es tan bello poder contar con alguien siempre que lo necesites, sentir aquella sinceridad de su parte me llevo a confiarle muchas cosas privadas para mí, incluso cosas de mi pasado de las cuales no me enorgullezco.

En alguna ocasión, noté cierta incomodidad en sus palabras y su forma de expresarse cuando le conté de mi relación. Creo que él esperaría algo diferente de mí, pero no puedo negar la existencia de esa persona en mi vida. Tampoco sería correcto con mi nuevo amigo, él me ha abierto su corazón y yo debo corresponderle de igual manera. Él me genera confianza, me trasmite cariño y amor. Siento mucho no poder corresponderle esto último, al menos no como creo que el esperaría.

Llegué a Pensar que mi situación sentimental le afectaría al punto de dejar de hablarme. No fue así. No desistió, ni desiste aún, a pesar de que pertenecemos a lugares diferentes, la distancia no lo permitiría algo más de lo que ya tenemos. Pero este chico es muy persistente, no pierde la más mínima oportunidad de hacerme un halago, algunos de esos son tan bellos que me sonrojan, pero eso a él no se lo he confiado. Me ha contado mil cosas de sí mismo, sus problemas, algunos difíciles y otros no tanto a mi modo de ver, pero no te contare detalles tan íntimos de él, me confió sus secretos y pretendo mantenerlos así. Secretos, incluso de ti que eres mi confidente.

Dicen que cuando alguien no te valora, aparece alguien que lo hace y te ayuda a sanar heridas. Pensar que alguien puede darme tanto apoyo en la distancia es difícil de creer y gracias a él, sé que es posible. Mi nuevo amigo fue un gran apoyo para mí, incluso cuando mi novio me engañaba con otra mujer. Si, es duro de decirlo sin que una lagrima asome sobre mí rostro. Fue un momento bastante duro para mí, sabes bien que procuro trasmitir energía y buena vibra a mi entorno, pero por dentro me sentí herida, lastimada y traicionada. Este chico, mi amigo, en lugar de aprovechar mi momento de debilidad, me ofreció su apoyo, me escucho, me dio palabras de aliento, me dio fortaleza, y debo admitir… también me hizo sonreír, fue verdaderamente lindo.

Pero las mujeres somos realmente crédulas en esto del amor, un chico en la distancia siendo una persona confiable y el aquí otro diciendo que me ama sin sentirlo realmente. Cuanto daño nos hacemos a nosotras mismas por chicos que no valen una lagrima. Como te imaginaras, arregle las cosas con mi novio. Me monto toda una película acerca de su amante y yo le creí cada palabra. Cuando se está enamorado no se razona. Así, tome una decisión, por el bienestar de mi relación le dije adiós a esa persona que estuvo conmigo durante tanto tiempo, aquel que me brindó su tiempo y respondió cada vez que le necesite. Cuanto lamento haber tomado esa decisión.

Sabes, a pesar de haber sido bastante tosca y carente de emociones al hablarle, él me brindo su amistad como el primer día, dijo respetar mi decisión y estar disponible para mi si alguna vez quería hablar. Esas palabras retumbaron en mi cabeza tiempo después.

Pasaron varios meses desde que le pedí a ese chico que se olvidara de mí, no quería saber de él, quería mantener mi relación y no darle motivos a mi novio de montarme una escenita con alguien con quien no tenía nada y difícilmente podría pasar. Creo que fui muy dura con él, me sentí muy mal conmigo misma por darle un trato que no se merecía, menos por culpa de un tipo que realmente no era leal. No sabes cuánto lo extrañe.

Como era de esperarse, mi novio volvió a las andadas, fue muy descarado de su parte negar algo tan evidente, tenia otra persona, alguien que por las fotografías que encontré y los mensajes que descubrí, entendí que entre ellos había una amistad que sobrepasaba a la intimidad. Sentir como se quiebra aquella parte que felizmente le entregas a la persona que amas es tan doloroso. Me costó mucho sobreponerme de ese evento, me considero una mujer fuerte y orgullosa, no permitiría que se recuerdo me quite la tranquilidad y la alegría que llena todo mí ser.

Pero la vida te brinda segundas oportunidades, me siento afortunada por la oportunidad de enmendar las cosas. Durante las fiestas de fin de año mi amigo reapareció, me envío un lindo mensaje deseándome los mejores deseos, fue realmente muy bello. Yo no pude pasar desapercibida a tan agradable sorpresa, así que inmediatamente me dispuse a responder su mensaje. Por supuesto que me asegure de ofrecerle mis más sinceras disculpas por mi acto de grosería, que le tenía mucho cariño y esperaba poder retomar aquella amistad que había entre los dos en tiempos aquellos. Temí una negativa de su parte, tenía sus motivos para no querer relacionarse con la que una vez le dijo adiós. Pero el temor se evaporo rápidamente, me sorprendió su manera de responder, tan alegre, tan amable, podría pensar que el me extraño tanto como yo a él.

Desde entonces he estado muy contenta, ahora somos más cercanos ¡Él está loco! Verdaderamente chiflado, sale con unas cosas que me hacer estallar de risa, escribe muy lindo, me anima cuando estoy deprimida y siempre, siempre sabe sacarme una sonrisa.

Ya llevamos mucho tiempo juntos, han pasado muchas cosas entre los dos, pero eso te lo contare otro día, espero encontrarme algún día con él, será una locura. Dice tantas cosas lindas que quizá termine creyéndoselas todas y tal vez… y solo tal vez una nueva historia se dé entre los dos, después de todo tenemos un lema, algo nuestro y de nadie más. Quizá termine haciéndose realidad. Esta tan lejos, pero lo siento tan cerca que siento que lo necesito.

“Mejor juntos” esa es la frase que nos ha acerca cada vez más, habrá proyectos y muchas mas cosas que planearemos él y yo, será muy divertido juntarnos en alguna ocasión, esa también es una de nuestras promesas que de seguro vamos a cumplir.

Honestamente le quiero, pero no quiero dañar algo tan lindo como lo que tenemos actualmente, yo lo necesito para compartirle mis alegrías y mis tristezas. Si la vida nos junto nuevamente, algo ha de tener preparado para los dos. Quizá, estemos destinados a no separarnos nunca.

Me emociona la idea de que así sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .